¿Por qué se produjo la histórica ola polar que afecta a Norteamérica?

Este sin duda será uno de los inviernos más fríos de los que haya registros en Norteamérica, donde las temperaturas han alcanzado incluso los -37° C mientras que la sensación térmica llegó a los -54° C.

Ríos como el Michigan y las famosas cataratas del Niagara se encuentran completamente congeladas. Debido a esto las autoridades han advertido a la población del extremo peligro que surge al exponerse a tales temperaturas, donde en menos cinco minutos es posible que una persona se congele.

La pregunta que surge de inmediato es ¿Por qué razón se produjo esta intensa ola polar?

Según han explicado las distintas comunidades científicas de EE.UU y Canadá esto se debe a los Vórtices Polares, fenómenos presentes durante todo el año en ambas zonas polares del planeta.

El término apareció por primera vez en 1853 en la revista estadounidense Living Age. El nombre se refiere a masas de aire frío y de bajas presiones que se ubican en la tropósfera y la estratósfera, y que giran a diferentes velocidades en sentido contrario a las agujas del reloj sobre el Polo Norte y el Polo Sur. Gracias a ellas, el aire frío y denso se mantiene sobre los polos.

Múltiples factores climáticos, influenciados por el cambio climático, hacen que ese aire frío encerrado por el vórtice polar se libere repentinamente, y descienda hasta las capas inferiores de la atmósfera, provocando la compleja situación que vive el norte de nuestro continente.

Razones que al parecer al Presidente de EE.UU. Donald Trump no le hacen sentido, es más, a través de su cuenta en Twitter escribió en forma sarcástica “En el hermoso Medio Oeste, la temperatura del viento está bajando hasta los -51º C, el mayor frío registrado. En los próximos días, se espera que caigan aún más. La gente no puede estar afuera ni siquiera unos minutos. ¿Qué diablos está pasando con el calentamiento global? Por favor, vuelve rápido, ¡te necesitamos!”

Algo que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, organismo dependiente del propio gobierno de Trump, respondió rápidamente al mandatario y aseguraron a través de su cuenta de Twitter: “Las tormentas de invierno no prueban que el calentamiento global no esté ocurriendo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *