Mujer trasplantada de útero para el tratamiento de infertilidad dio a luz a una bebé de 2,5 kilogramos

El trasplante de órganos no es una novedad dentro del mundo de la salud, sin embargo, el trasplante de útero como un método para tratar la infertilidad es algo que se realiza sólo desde el 2014.

Hasta el momento no se había registrado ningún parto en este tipo de casos. Algo que cambió hace poco en Brasil, donde por primera vez se logró con éxito el nacimiento de un bebe a través de un útero donado.

Se estima que cerca de un millón y medio de mujeres en todo el mundo sufren de infertilidad por falta de útero que se atribuye a diversos factores. En este caso en particular, la mujer receptora de 32 años nació sin matriz ya que padecía del síndrome de Mayer- Rokitansky-Küster-Hauser o más conocido como síndrome MRKS.

El útero donado a esta mujer provino de una donante de 45 años que había tenido 3 partos vaginales y murió de un derrame cerebral.

La receptora tuvo que ser sometida a una cirugía en septiembre de 2016 en la ciudad de São Paulo, Brasil. Después de siete meses de la cirugía los médicos transfirieron al útero un embrión crioconservado que tenía esta mujer 4 meses antes de la intervención quirúrgica.

Según el equipo médico a cargo, la sangre fluía normalmente a través de las arterias en el útero y el cordón umbilical hacia el feto. Sin embargo, una vez que la mujer dio a luz a su hija, extrajeron el útero donado.

La mujer de 32 años dio a luz una pequeña de 2,5 kilogramos por cesárea en 15 de diciembre del año pasado. Luego de un año de aquel histórico momento, tanto la madre como la menor se encuentran en perfecto estado de salud.

Este caso se dio a conocer a principio de este mes luego de la publicación de un estudio en la revista científica LANCET, en donde el equipo médico explicó en detalle el procedimiento que llevaron a cabo hace un año atrás.

Una alternativa que toma cada vez más fuerza por la posibilidad real que significa para todas esas mujeres que están imposibilitadas de tener un hijo naturalmente. No obstante, el equipo médico que participó del procedimiento aseguró en el estudio que es necesaria más investigación para descubrir qué distingue a un útero que funciona bien después de un trasplante de uno que no lo hará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *