Los metabolismos mas «perezosos» estarian mas favorecidos por la evolución

 

Tal como se publicó en Proceedings of the Royal Society B ,un estudio llamado «Metabolic rates, climate and macroevolution: a case study using Neogene molluscs» donde los investigadores postulan que las diferencias de requerimientos de energía (el metabolismo) de las especies podrían ser un predictor de las tasas de senescencia y a muy largo plazo de la probabilidad de extinción.

Este uso de recursos de los organismos reflejado en la Tasa Metabólica Basal (TMB) es postulada para controlar la dinámica de las redes ecológicas, y si se llega a validar implicaría un vínculo importante entre la ecología de organismos y la dinámica macro evolutiva.

Los análisis se centraron en el registro de alta resolución del Plioceno a moluscos recientes (bivalvos y gasterópodos) del Atlántico occidental. Para comprobar esta hipótesis la TMB de los organismos dentro de las especies fósiles se determinó utilizando datos de tamaño corporal y temperatura, y se consideró a la luz de la supervivencia y extinción de las especies a través del tiempo. Las TMBs específicas de las especies se calcularon midiendo el rango de tamaño de los especímenes de las colecciones en los museos, determinando la temperatura oceánica utilizando el modelo climático global HadCM3, y derivando valores basados en ecuaciones.

Curiosamente, existe una diferencia estadísticamente significativa en la tasa metabólica entre los taxones bivalvos y gasterópodos que se extinguieron y los que sobrevivieron durante el transcurso del gen. Esto indica que se han ampliado las propiedades de los organismos a la supervivencia de las especies para estas comunidades. Por lo tanto, la tasa metabólica puede representar una métrica importante para predecir los futuros patrones de extinción, con cambios en el clima global que potencialmente afecten la esperanza de vida de los individuos, lo que en última instancia conducirá a la extinción de estas  especies.

En resumen, este estudio de datos sobre gastrópodos y bivalvos fósiles y existentes en el océano Atlántico demostraría que la pereza metabólica (y la pereza a secas) sería una estrategia de sobrevivencia y evolución como lo menciona la publicación de PHYS.ORG. Bruce Lieberman uno de los investigadores dijo «Tal vez a largo plazo la mejor estrategia evolutiva para los animales sea ser lánguidos y lentos — cuanto más baja sea la tasa metabólica, más probable es que la especie a la que perteneces sobreviva», dijo Lieberman. «en lugar de la ‘ supervivencia del más apto ‘, tal vez una mejor metáfora para la historia de la vida es la  supervivencia de los perezosos «.

En vista de esto, en www.omniciencia.cl viviremos mucho mas de 100 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *