Home / Ciencia / El desafío de la ciencia y el feminismo

El desafío de la ciencia y el feminismo

Ya es habitual en el paisaje de las redes sociales ver deambular frases de personajes importantes de la historia de la humanidad, frases que muchas veces difícilmente pudieron haber dicho, atribuyéndoles cierto pensamiento político. Se ha hecho un hábito, más aún hoy con la vorágine del movimiento feminista, la“Ola feminista”, atribuirle cierto desdén a grandes mujeres de la historia con respecto al feminismo. No sorprende leer «éstas son verdaderas feministas» para referirse a Marie Curie u otras mujeres destacadas en ciencias o alguna otra disciplina. Como si la dos veces ganadora de un premio Nobel no hubiese cultivado el feminismo, como si ella no hubiese recibido todos los castigos del patriarcado por el hecho de ser mujer.

La historia de Marie Curie y las trabas que tuvo para tener el reconocimiento que hoy todos conocen, son de amplio conocimiento, importante aquí fue Magnus Mittag-Leffler y Pierre Curie quiénes hicieron el trabajo de impedir que Marie Curie fuera borrada de la historia como se ha hecho con muchas mujeres. Un aporte de parte de dos grandes científicos para impedir la invisibilización de una gran científica como Marie Curie.

En el feminismo como en la ciencia, Marie Curie tuvo un gran rol, y con alegría uno puede encontrar más allá de “memes”, historias donde ella tuvo un papel importante en los derechos de las mujeres. En Nature se puede leer una carta que cuenta una visita que hizo a Brasil en 1926, visita que gatilló eventos decisivos en la lucha por los derechos de las mujeres y su participación en ciencias. Las mujeres en Brasil tuvieron derecho al voto a partir de 1934, la visita de Marie Curie fue una inyección de energía para el movimiento feminista.

Curiosamente parece ser que a la hora de reconocer grandes mujeres científicas, y de paso usarlas absurdamente a favor del antifeminismo, no se repara que siempre se recurre a Marie Curie, a veces Hedy Lamarr ó Margaret Hamilton (saben quiénes son ¿cierto?). Pero ¿por qué no se nos viene a la mente más nombres? ¿pensamos que no hay muchas más? ¿no existen?. Bueno, la en éste caso buena fortuna que tuvo Marie Curie no la tuvieron otras mujeres en ciencias y otras disciplinas, las mujeres históricamente han sido borradas de la historia. Cómo se explica que hoy en día la gente no hable de Emmy Noether, esas mismas personas que hacen “memes» con Marie Curie, debería ser tan común hablar de Emmy Noether como se habla de Albert Einstein. Ella fue una de las grandes mentes que ha tenido la humanidad y que el común de las personas escasamente sabe sobre esta gran matemática cuyas contribuciones han sido fundamentales.

O por ejemplo se viene a la mente Vera Rubin, que probó la existencia de materia oscura en el Universo. Nunca se le otorgó el Nobel, lo que es una deuda imborrable. Rubin fue una mujer notable que por la naturaleza del área de la astrofísica, fuertemente dominada por hombres, pasó a ser una luchadora por la presencia de la mujeres en ciencias.

Faltan líneas para describir la grandeza de Emmy Noether y Vera Rubin, pero faltan aún más líneas para escribir y hacerle justicia a cientos de mujeres que han cambiado la historia de las ciencias y que no han recibido ni la atención ni han sido puestas en la posición para que las niñas de hoy puedan inspirarse y motivarse a seguir ese camino.

Hoy en día, aún tenemos trabajo pendiente con respecto a la participación de las mujeres en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) a nivel global, donde las mujeres representan el 30% de investigadores totales. Cómo se mantienen persistentemente brechas impactantes siendo que sabemos que no existe razón alguna, ni biológica, ni intelectual, ni de ningún tipo para que las mujeres no puedan ocupar un lugar en ciencias. Claramente factores como desigualdad en el acceso a la educación y la discriminación por género juegan un rol importante en mantener esta situación. Es aquí donde el movimiento feminista ha generado cambios en la forma cómo las mujeres nos percibimos, cómo la sociedad nos percibe, y cómo luchar por cambiar lo que el patriarcado ha escrito en piedra sobre qué podemos y qué no podemos hacer. La irrupción de las mujeres en caminos vedados por el machismo, que hoy son atravesados por niñas y mujeres es fruto del feminismo, del movimiento feminista, de las feministas que ayer lucharon con fervor para hacer un mundo mejor para las hijas, fruto del coraje de grandes mujeres científicas.

Aún así los escollos que coloca el sistema machista que nos gobierna no son pocos ni fáciles de sortear.

En un documento sacado por el Departamento de Comercio de EEUU se da cuenta de lo subrrepresentadas que se encuentran las mujeres en STEM, las mujeres representan un 24% en STEM siendo que las representación de las mujeres en el mundo del trabajo es del 47%. EEUU, que para ciertos estándares, es calificado como un país desarrollado es consistente con el resto de los países en éste problema. Entonces ¿basta con ser una mujer con alta calificación y capacidades para llegar a ocupar puestos de liderazgo o ser reconocida en STEM? al parecer la respuesta es no, y no porque no exista una cantidad suficiente de mujeres capaces, sino más bien hay un sistema que impide que así sea.

La comunidad científica se mueve a paso lento pero ya se han ido tomando algunas acciones para cambiar ésta realidad. En abril Nature anunció dos premios para incentivar y apoyar a niñas y mujeres, para que se interesen en carreras STEM y no pierdan las ganas en el camino por falta de reconocimiento. La tarea aún está pendiente.

Si desde la cúpulas científicas ya están entendiendo ésta realidad, aunque no le den el nombre que tiene: patriarcado, ¿por qué la sociedad no va a entender que la mirada para que nuestra sociedad crezca debe ser diferente?

La mejor mirada para que la ciencia crezca es otorgar un sistema de igualdad de derechos, oportunidades y deberes, un sistema que libere a la mujer de las trabas que le impiden crecer, un sistema FEMINISTA.

El desafío está ahí ¿se atreven a dar ese salto?

 

Astrid San Martín J.

Estudiante de Doctorado Cs. de la Ingeniería mención Cs. de la Computación.

About Omniciencia

Check Also

Amazon lanzará 3.236 satélites para proveer de internet al mundo

Amazon está preocupado del acceso a internet en el mundo, y por eso la compañía …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *